Loader
Cargando...

Como cuidar nuestra piel del sol

Herboristeriamerce / 30/06/2017 / Bienestar /

Ahora que ya se ha empezado a ir a la playa y tomar el sol, se debe ser muy conciente del daño que puede sufrir nuestra piel si no la protegemos correctamente. Sobretodo porque nuestro cuerpo tiene memoria y lo que ahora no le damos importancia en unos años puede ser grave.

Por eso se deben seguir unas pocas directrices, para así poder tener una piel estupenda, bien cuidada y brillante durante todo el año, sin que sufra a la larga.

  • Se debe evitar las horas más fuerte de sol entre las 12-16h, es cuando la radiación ultravioleta es más elevada.
  • Usar de forma habitual fotoprotección elevada entre 30 y 50 SPF, especialmente en rostro y zonas sensibles. Las cremas con índice bajo ofrecen una protección reducida frente a los rayou UV, es mejor reservarlas para cuando ya se esta moreno. Debeís saber que un índice por debajo de 30SPF apenas evita el fotoenvejecimiento y practicamente no protege del melanoma.
  • Se debe aplicar crema  30 minutos antes de la exposición solar para que comience a hacer efecto pues los filtros químicos más habituales usados en este tipo de cosmética no son de acción instantánea. Y es recomendable repatir la aplicación cada 2 horas tanto si nos bañamos como sino.
  • Las primeras exposiciones al sol deben ser progresivas y en movimiento.
  • Recomendable usar sombrero y gafas de sol con cristales homologados.
  • Siempre se debe uno de poner protector solar aunque ya este moreno, en ese caso se puede bajar el factor.
  • Especial atención en el rostro y en las zonas del cuerpo donde los rayos solares inciden de forma más directa. Calvas, nariz, mejillas, hombros, escote, orejas, manos y empeines necesitan más protección o incluso texturas diferenciadas (spray, crema, gel, loción, barra...).
  • Conviene tener la piel seca al volver a ponerse crema. Si eres de esas personas que no paran de ester entrando al agua usa protectores resistentes al agua, de está manera estaras protegido dentro y fuera por igual.
  • Embarazadas y niños pequeños deben extremas las medidas de protección. Los pequeñines de la casa porque su piel es muy sensible. Y en el caso de las embarazadas deben usar protecciones altas para evitar la aparición de melasma 8manchas oscuras en la piel, conocidas como máscara de la embarazada).
  • Después del sol conviene ducharse con geles suaves que no agredan la piel ya deteriorada por el sol, el aire y la sal. A continuación es imprescindible aplicar crema hidratante que nutra y refresque la piel.
  • Es recomendable el uso de complementos  antioxidantes que contrarresten el efecto de los radicales libres inducidos por la radiación.
  • Importante aunque este nublado debemos aplicarnos protegernos igualmente, porque la radiación ultravioleta atraviesa la capa de nubes de la misma forma que en un día claro.