Loader
Cargando...

Conoces la Alfafa?

Herboristeriamerce / 10/11/2017 / Alimentacion saludable , Bajo en calorías , Bienestar , Cocina , Depurativo , Dieta , Energía , Gluten Free , Intoleracia a la lactosa , Intoleracia al gluten , Intolerancias alimentarias , Lactosa Free , Nutrición , Nutrientes , Vegano , Vitaminas /

Denominada también Alfa Alfa en los países anglosajones, la alfalfa, de la cual se comen los granos germinados, de mucha energía y es facil de digerir.

La germinación aumenta las tasas de vitaminas y enzimas que contienen los granos secos. Todos los granos sometidos a los efectos del calor y de la humedad, cuando se colocan en un plato o en un germinador en la cocina, germinan, ofreciendo así una cantidad fenomenal de elementos nutritivos. Los granos germinados dan vitalidad y vigor y son muy digestivos. 

La planta de la Alfalfa es muy reconocida por sus beneficios para la salud desde hace mucho tiempo, sobre todo para tratar problemas digestivos, sanguíneaos, hepáticos, de retención de agua, artritis o suciedad de las arterias. Es también muy útil contra el Helicobacter pylori, la bacteria que provoca el exceso de acidez del estómago e intestinos, creando úlceras. Para estos problemas de salud, se utiliza la alfalfa en tisana o sus extractos líquidos o en cápsulas.

La alfalfa al igual que todos los granos germinados es muy rica en vitaminas (A,B,C,D,F,J,K,P,U), lecitina, y otras sales minerales, oligoelementos (sodio, azufre, arsénico, cromo, flúor, yodo, litio, níquel, silicio, selenio, vanadio, zinc...).

La alfalfa se consume sobre todo en forma de granos germinados, muy conocidos por todas aquellas personas que hacen una dieta sana. Es uno de los granos germinados más ricos y completos desde el punto  de vista nutricional, da energía y dinamiza el organismo. Se utiliza también en caso de dolor de espalda, lumbalgia, ciática (debidas a un exceso de toxinas) y problemas vasculares y respiratorios. Ayuda a crecer el pelo y combate la anemia. Gracias a su gran contenido de antioxidantes, calcio, potasio, dos minerales alcalinos, la alfalfa lucha contra la acidificación del organismo.

La alfala una vez germinada es fina, ligera, de sabor dulce y color verde claro. Cuando se ponen los granos a germinar, las vitaminas y oligoelementos se multiplican. ¿Un ejemplo?: la vitamina C presente en los granos germinados puede aumentar hasta un 600% después de cinco días de germinación.

Se puede consumir en acompañamiento de ensaladas mixtas, verduras, pescados, ensalada verde o como condimento en los bocadillos...

También es bueno de saber que contiene cumestrol, un fitoestrógeno que estimula la remineralización y ayuda a disminuir la pérdida ósea, un beneficio muy interesante para las mujeres menopáusicas. El consumo de 1gr de alfalfa germinada reduce el riesgo de cáncer de la glándula tiroidea, según estudios. Consumir 40gr de granos de alfalfa al día hace bajar el nivel de colesterol gracias a las saponinas que contiene.

Debemos saber que 20gr de alfalfa germinada nos aportan:

-5'9 kcal

-0.82gr de proteínas

-0.12gr de lípidos

-0.82gr de glúcidos

-0.47 gr de fibra