Loader
Cargando...

Los Suplementos Nutricionales

Herboristeriamerce / 27/12/2017 / Alergias Alimentarias , Alimentacion , Alteraciones intestinales , Antioxidante , Aparato Respiratorio , Bienestar , Defensas , Deporte , Depurativo , Energía , Hipertensión , Histamina , Regulador Intestinal , Remineralizante , Sistema Nervioso , Vitaminas /

Los alimentos deben ser el principal aporte de nutrientes, pero en algunos casos, debido a carencias o a la práctica de ciertas actividades, los suplementos nutricionales son un buen complemento para el correcto funcionamiento del organismo.

Carencias generales de la dieta occidental:

Algunos estudios constatan que las carencias más comunes de las personas que no desarrollan una actividad intensiva y que se mueven en ambientes contaminados pueden padecer:

  • Entre el 80% y el 90% ingieren menos vitamina E de la recomendada.
  • Entre el 50% al 60% consume una dosis insuficiente de vitamina C.
  • Entre el 30% y el 50% ingiere menos vitaminas B1, B2 y B6 de lo que sería necesario para su buena salud.
  • En general, la población consume un 30% menos de la dosis correcta de minerales como calcio, hierro, magnesio ycinc.

Carencias específicas:

A las carencias nutricionales generales hay que sumar algunas específicas derivadas de actividades, hábitos o situaciones especiales:

  • Los atletas o aficionados al deporte intenso deben suplementar su dieta con aportes de vitaminas del grupo B.
  • los bebedores y fumadores habituales pueden tener carencias del grupo vitamínico B, de vitamina C y de antioxidantes en general.
  • Las mujeres con reglas abundantes a menudo han de consumir cantidades suplementarias de hierro para compensar el que se pierde por el flujo sanguíneo.
  • Las embarazadas han de suplementar con ácido fólico su dieta para evitar malformaciones del feto.
  • Las mujeres meopáusicas tienen que tomar dosis elevadas de calcio y vitamina D para evitar la osteoporosis.

Tipos de suplementos nutricionales:

  1. JALEA REAL Y POLEN: Son complejos naturales de vitaminas y minerales que fabrican las abejas. Se recomienda para estados de estrés, fatiga y abatimiento o en épocas de cambio estacional (primavera y otoño), para evitar la astenia.
  2. COMPRIMIDOS O PERLAS DE AJO: Muy recomendable como sustituto del producto natural para personas que no toleran sus fuertes aroma y sabor. Contribuye a mejorar la circulación sanguínea, combatir la hipertensión y la artritis y mejora la circulación periférica (extremidaddes frías), disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas en general.
  3. COBRE: Se recomienda para personas con artrosis, pero hay que tomarlo con precaucion, ya que si se excede la dosis puede causar vómitos, diarrea y dolores musculares.
  4. GINKGO BILOBA: Aunque no existen datos científicos concluyentes, parece que actúa como protector de las neuronas, por lo que sería recomendable en ancianos o perrsonas sometidas a un fuerte trabajo intelectual. Por ottra parte, sus flavonoides previenen la formación de trombos y mejoran sensiblemente la circulación periférica. este potencial lo convierte en un poderoso aliado para personas con varicces o fragilidad capilar que las hace propensas a padecer moratones, cardenales y varices.
  5. GINSENG Y ELEUTEROCOCO: Son tónicos de raíces que sirven para reponer energía y mejorar el estado de ánimo. no deben tomarlos mujeres embarazadas, niños, hipertensos ni personas irritables.
  6. ACEITE DE PRÍMULA O DE BORRAJA: Son auxiliares en el tratamiento de enfermedades como el síndrome de colon irritable (Crohn), artritis, hipercolesterolemia, hipertensión y acné.
  7. MULTIVITAMINAS Y MINERALES: Mejoran los procesos inmunitarios y de crecimiento y la digestión, a la vez que intervienen en el mejor funcionamiento del sistema nervioso, la fertilidad o el estado de ánimo general. Pueden ser perjudiciales si la dieta ya es adecuada, puesto que algunos excedentes son acumulables por el organismo. Los más importantes son los complementos de hierro, cinc, ácido fólico, cobre, magnesio, yodo y todas las vitaminas.
  8. ACEITES DE PESCADO: Entre estos complementos está el popular aceite de hígado de bacalao. Aportan vitamina D y ácidos grasos omega-3 y sus funciones son múltiples: fluidifican la sangre para evitar trombos, aumentan la inmunidad, evitan el colesterol alto, mejoran los padecimientos de la piel y alivian el asma.