Loader
Cargando...
page title img

Masaje Facial Kobido


El masaje facial Kobido o Japonés, también es conocido com el liftinf natural.

Según cuenta la leyenda, su origen se remonta al Japón feudal, donde los Samuráis practicaban esta terapia tras la batalla, para relajar la mente. Fue entonces cuando una emperatriz se dio cuenta de los beneficios de esta técnica para mantener un cutis perfecto, llevándolo a palacio y siendo desde entonces uso exclusivo de la realeza.

El masaje facial Kobido contraresta los efectos degenerativos del paso del tiempo y el estrés diario, y nos ayuda a mantener la belleza y luminosidad natural de nuestro rostro. El masaje facial Kobido combina conceptos de la Medicina Tradicional Japonesa con técnicas desarrolladas a partir del ANMA (Masaje Tradicional Japonés). Trabaja especialmente sobre los tejidos y músculos superficiales y medios de la cara y cuello, así como los profundos, tonificando sus células y desbloqueando las tensiones musculares; logra estimular las terminaciones nerviosas y el sistema sanguíneo, ayudando a detoxificar y reactivar el curso energético facial.

Efectos del masaje Kobido:

-Elimina la tensión facial, corrigiendo muchas arrugas de expresión. Combate el estrés. Después de una sesión de Kobido, el estado que sentimos es de una total paz emocional.

-Reduce las manchas de la edad.

-Aumenta la circulación sanguínea y linfática del rostro, mejorando el aporte de nutrientes y recogida de toxinas de todas las células faciales.

-Elimina la mayoría de dolores de cabeza y migrañas.

-Combate los efectos y consecuencias del bruxismo.

-Ayuda ala tránsito intestinal, combatiendo el estreñimiento.

-Favorece la visión, dada la cantidad de sangre aportada a los ojos, así como también los sentidos del olfato y oído.

-Colabora con el organismo para la creación de colágeno y elastina de forma natural.

-Ayuda a la regeneración muscular.

Duración:40 min aporx

Precio: 60 euros.

Indicaciones: Apto para todo tipo de personas.

Beneficios: Sus efectos son claramente tangibles tras una primera sesión.

Se sugiere una sesión como tratamiento inicial y luego cada 15 días o una vez al mes, según como evolucione la mejoría del paciente.